fbpx

Hernia Discal

¿Qué es una hernia discal?

El disco es una estructura hecha de un anillo fibroso (anillo cartilaginoso) que encierra el núcleo pulposo (sustancia gelatinosa). El disco intervertebral permite la solidarización de cada vertebra entre ella. Tenemos discos a partir de la segunda cervical (C2) hasta el sacro, así el nombre del disco es función de su altura en la columna vertebral. Se conoce como Hernias discales la lesión de un disco que corresponde a la migración del núcleo a través de las fibras del anillo fibroso.

De 90% a 95% de las hernias discales afectan los dos últimos discos de nuestra columna vertebral, L4/L5 y L5/S1.

Hay varios tipos de Hernias discales, que realmente corresponden a diferentes estadios y gravedad de la lesión discal.

El primer estadio es: EL ABOMBAMIENTO , o BULGE. Los anillos fibrosos no se han rotos pero han perdido su forma original (como un neumático que hinchan demasiado, pierde su perfil y esta abombado).

El segundo estadio es: LA PROTRUSIÓN DISCAL. Las fibras del anillo fibroso han empezado a romperse, el núcleo empieza a salir del disco pero sigue dependiente del disco.

El tercer estadio es : LA EXTRUSION DISCAL. el núcleo se ha salido y casi no es dependiente del disco.

El ultimo estadio: LA EXCLUSION. El núcleo o una parte está totalmente fuera del disco y no está totalmente separado del resto del disco.

Causas 

Suele ser hombres entre 30 y 50 años. La deshidratación del disco, debido a la falta de hidratación de nuestro cuerpo, el sobrepeso, conducción de maquinas a motor, una vida sedentaria, las malas posturas: esfuerzos, trabajo repetitivo, un traumatismo, accidente de coche, caídas fuertes, rectificación de la curva cervical, unos factores genéticos, el tabaco; disminuye la aportación de oxigeno en los tejidos del disco y favorece su degeneración.

En muchos casos la hernia discal acompaña el envejecimiento de nuestro cuerpo.

Síntomas

La hernia discal no provoca necesariamente dolores, lo que provoca el dolor es la inflamación del nervio comprimido; la médula espinal, las raíces nerviosas.

La Hernia discal no es la causa de todos los dolores. Muchas personas tienen hernias discales sin sufrir ningún síntoma. O al revés, los pacientes no tienen hernias discales pero tienen dolores lumbar o cervical.

 

Los síntomas son en función de la altura del disco:

Las hernias discales cervicales dan síntomas al nivel de los miembros superiores: dolores de brazo, parestesia, debilidad de la fuerza muscular, hormigueos, pérdida de la extremidad manual y dolor al nivel del omóplato o hombro. Suelen llamarse Braquialgia.

Las hernias discales dorsales, no suelen dar síntomas, afectan mas el sistema neurovegetativo (digestión, palpitaciones…)

Las hernias discales Lumbares son las más comunes, afecta los miembros inferiores y suelen llamarse Ciática o Femoralgia.

Los síntomas son dolores de piernas, nalgas, pantorrilla hasta a veces los dedos de los pies. También pérdida de la fuerza muscular, pérdida parcial o total de la sensibilidad.

Prevención

La práctica de una actividad física regular y la consciencia de sus posturas de trabajo o de la vida diariamente son unas de las claves de la prevención. 

Pero la mejor forma de prevenirlo es poniéndote en nuestras manos en Salud Quiropráctica en Alzira, Torrent y Valencia, donde nos enfocaremos en ayudarte a que el dolor no aparezca, somos especialistas en la prevención de las enfermedades neuro-músculo-esquelético

Diagnóstico

Al igual que algunos otros problemas en huesos y músculos, el dolor debido a las  Hernias Discales pueden limitar considerablemente las actividades, ejercicios y trabajo cotidiano, pero para no confundirlo con otras patologías similares, es necesario hacer un diagnóstico adecuado. 

Este se basa en la realización de un examen físico, y en casos extremos resonancias magnéticas, exámenes de sangre y radiografías.

Debido a que en muchas ocasiones la hernia discal es consecuencia de un desequilibrio postural crónico, el diagnóstico también se enfoca en determinar la verdadera causa  de la lesión discal.

Tratamiento

Los analgésicos pueden ayudar a calmar el dolor, mientras que los antiinflamatorios ayudan a la desinflamación del nervio aunque el principal problema del uso de analgésicos es que no trata la causa del dolor. A veces, la cirugía del raquis permite quitar el trocito del disco que comprime el sistema nervioso. 

No obstante, aunque los medicamentos suelen suponer una ligera mejora en el dolor, no atacan el problema desde la raíz, por eso desde nuestra clínica quiropráctica nos enfocamos en comprender la causa subyacente del problema atendiendo la enfermedad que la causa para disminuir el riesgo de volver a sentir el dolor. 

Durante la primera visita, el doctor quiropráctico va a realizar una anamnesis, un examen físico y varios test ortopédicos, test neurológicos, un estudio de la postura,  un examen para determinar los pinzamientos de los nervios y a partir de este test, descartar cualquier contraindicación al tratamiento quiropráctico. De esta forma encontraremos el mejor tratamiento personalizado por cada uno de nuestros pacientes.

Es importante que el paciente disminuya la cantidad de peso que levante así como reducir el tiempo que permanece en una misma posición (de pie, sentado o acostado). 

Factores de riesgo

  • Falta de hidratación
  • Accidentes de tráfico o traumatismos
  • Sobrepeso
  • Trabajo repetitivo de movilidad de la columna vertebral
  • Sobreesfuerzos
  • Tabaco
  • Personas altas

Complicaciones

La complicación es cuando un trozo del disco extruido o secuestrado se mueve y comprime directamente la o las raíces del sistema  nervioso o de  la médula espinal.

Al nivel cervical o dorsal, se llama un mielopatía compresiva o síndrome lesional y sus lesiones. Al nivel Lumbar, se llama el síndrome de la cauda equina.

Los dos son urgencias extremas y necesitan neurocirugía para evitar secuelas. Por esto, en Salud Quiropráctica Valencia y Torrent, trabajamos para evitar esta situación extrema. Vamos a buscar la causa del desarollamiento de la hernia discal que suele venir de un desequilibrio postural. 

Una vez que los síntomas se hayan ido, trabajaremos al nivel preventivo.

Investigación y vanguardia

En la actualidad, existen pruebas y evidencias científicas sobre la eficacia y rentabilidad del tratamiento quiropráctico.

Experiencia contrastada

Contamos con una dilatada experiencia en el tratamiento de patologías quiroprácticas fruto del trabajo diario de nuestros profesionales.

Tratamientos con éxito

Nuestros tratamientos están enfocados hacia la mejora del paciente desde la primera sesión, consiguiendo así un alto grado de satisfacción.

    Pide tu cita o consúltanos