Tratamiento

Primera visita

Antes de comenzar un tratamiento quiropráctico es necesario efectuar un reconocimiento quiropráctico completo y exhaustivo, a fin de diagnosticar el origen de los síntomas del paciente y poder determinar el tratamiento más específico para cada caso.

En esta primera visita se identifican los síntomas que sufre el paciente, tanto físicos como emocionales, y se efectúa un examen completo de la columna vertebral y del sistema nervioso central mediante el escáner Myovision, una avanzada técnica para poder detectar subluxaciones vertebrales (pinzamientos nerviosos) en la columna vertebral. Se practican también pruebas físicas, ortopédicas y neurológicas muy precisas, y se estudia la postura y el equilibrio del paciente.

Posteriormente, se entrega un informe completo personalizado con el diagnóstico de las subluxaciones vertebrales, el análisis postural y de equilibrio, así como todos los resultados convenientes tras el reconocimiento quiropráctico. Dicho informe incluye también información amplia sobre la Quiropráctica y sobre el tratamiento recomendado por el doctor en su caso.

Por otro lado, cada dos semana se realizan sesiones informativas en nuestro centro de Salud Quiropráctica de Valencia ”Como mejorar su salud gracias a la Quiropráctica” a las cuales puede asistir de manera totalmente gratuita todo el que quiera saber más acerca de los beneficios de nuestro trabajo para mejorar la salud, conocer a nuestros doctores y preguntar todas sus dudas. Llámenos para acudir a la próxima charla informativa.

Fase intensiva

La fase intensiva del tratamiento quiropráctico comienza con sesiones más próximas entre sí para poder preparar el sistema nervioso y la columna vertebral. En términos generales, el cuerpo, tras mucho tiempo acostumbrado a una mala postura, necesita una mayor frecuencia de sesiones al comenzar el tratamiento para poder adaptarse lo antes posible a la nueva postura que el Doctor en Quiropráctica le proporcionará mediante precisos ajustes vertebrales.

Un 60% de nuestros pacientes siente un cambio muy positivo desde las primeras visitas, desaparición progresiva del dolor, aumento de su energía y bienestar. Mientras el 40% restante requiere un período más largo, según la naturaleza, gravedad y duración del problema.

Fase de consolidación

La fase de consolidación o fase correctiva es donde el cuerpo empieza a reaccionar de manera más favorable. La duración de esta fase varía en función de la edad, de la cronicidad del problema, de la condición de la columna vertebral, de su estado de salud, hábitos laborables, etc. El objetivo de esta segunda fase es corregir, fortalecer y optimizar el organismo en general. Un sistema nervioso más equilibrado permite una mejor comunicación entre todas las partes del cuerpo, lo que facilita su buen funcionamiento y regeneración. Es un proceso que requiere tiempo, y dependerá de cada persona y de su propio poder recuperativo.

Durante esta fase se dan ejercicios específicos para cada uno de nuestros pacientes con los cuales se aumentarán las mejores y fortalecerán su sistema.

Fase de bienestar

Una vez conseguida una recuperación óptima, recomendamos realizar visitas periódicas como prevención para futuras recaídas. Varios estudios han demostrado que el seguimiento de esta fase ayuda a los pacientes a disfrutar de una mejor salud y calidad de vida a lo largo de esta. El mantenimiento en el tratamiento quiropráctico ayuda a conservar una buena higiene postural y a mantener nuestro organismo y sistema nervioso al 100%.

Investigación y vanguardia

En la actualidad, existen pruebas y evidencias científicas sobre la eficacia y rentabilidad del tratamiento quiropráctico.

Experiencia contrastada

Contamos con una dilatada experiencia en el tratamiento de patologías quiroprácticas fruto del trabajo diario de nuestros profesionales.

Tratamientos con éxito

Nuestros tratamientos están enfocados hacia la mejora del paciente desde la primera sesión, consiguiendo así un alto grado de satisfacción.

Pide tu cita o consúltanos