Lumbalgia

¿Qué es?

Los términos lumbalgia y lumbago, se usan para hacer referencia a un dolor agudo que se siente en la parte baja de la espalda y que en la mayoría de los casos no obedece a una enfermedad subyacente. 

Los lumbagos generalmente son ocasionados por una contractura muscular que mantiene rígidos los músculos que están alrededor de la columna vertebral. En otras ocasiones es producido por el sobrepeso o la mala postura, aunque muy pocas veces se conoce su verdadero origen. 

Causas

No existe una causa específica para el dolor de lumbago, pero como algunas de las razones más comunes figuran la distensión de músculos o ligamentos, problemas con la ciática, hernias discales e inflamación muscular.

También influye el realizar movimientos bruscos o levantar objetos pesados que causan dolor de la espalda baja. Asimismo, el sobrepeso también es un detonante frecuente en la lumbalgia así como la escoliosis, traumatismos, enfermedades inflamatorias y problemas digestivos del disco invertebral.

Aunque no es una causa frecuente, algunas infecciones (estafilococo dorado y epidermidis, estreptococo y bacilos Gram negativos) e incluso ciertos tumores pueden producir dolor lumbar.

Síntomas

El dolor en la parte baja de la espalda es el síntoma más frecuente, así como la contracción de los músculos que como consecuencia produce un endurecimiento y abultamiento en los músculos. 

En algunos casos el lumbago produce una sensación de hormigueo y hasta parálisis de la zona que se ve afectada. La inflamación de los músculos produce dolor y una aguda sensación de molestia. El paciente puede notar en algunas crisis agudas una torsión de su pelvis.

No obstante, no todos los casos de lumbalgia producen los mismos síntomas, sino que estos dependen del grado de afectación. 

Prevención

La parte inferior de la columna está compuesta de tendones, músculos, articulaciones, discos vertebrales y otros nervios que al lastimarse o inflamarse puede provocar dolor muscular. 

Es por esto que para prevenir la lumbalgia es imprescindible un cuidado minucioso y consciente del peso que se levanta así como de los movimientos que se realicen. Igualmente, es recomendable el ejercicio físico moderado y evitar el sedentarismo.

Sin dudas, la mejor forma de prevenir y acabar con la lumbalgia es mediante la quiropráctica, ya que de esa forma se pueden corregir las desviaciones vertebrales y se podrá atacar el problema desde la raíz y a su vez solucionarlo. 

En nuestros centros de Salud Quiropráctica ubicados en Valencia, Torrent y Alzira,  encontrarás profesionales de experiencia que atenderán de forma segura y personalizada la patología que padeces.

Tipos

El dolor lumbar afecta en especial la parte baja de la espalda pero de diferentes formas dependiendo de la gravedad de la afección de cada paciente y de la causa que lo origine. En este sentido, los especialistas han dividido esta patología en dos categorías:

  • Lumbalgia inespecífica: Se denomina de esta manera el dolor en la parte baja de la espalda sin una causa determinada. Aproximadamente el 80% de los lumbagos son de este tipo.
  • Lumbalgia específica: Recibe este nombre cuando se conoce la causa de la contractura lumbar. Sin embargo, solo en un 20% de los pacientes existe un origen identificado. 

Diagnóstico

Para diagnosticar la lumbalgia muchas veces solo hace falta escuchar la descripción que el paciente hace del dolor y realizar un examen físico minucioso de la espalda baja, así como de las vértebras, nervios y tendones.

En los casos en los que el dolor lumbar se extiende en el tiempo o es muy grave, también se llevarán a cabo pruebas radiológicas que confirmen lo que los exámenes físicos arrojaron. 

Tratamientos

El tratamiento médico tradicional de la lumbalgia consiste en fármacos como analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor y desinflamar la espalda baja, respectivamente. 

Los fármacos van acompañados de una serie de recomendaciones como evitar lo más posible acostarse si se presenta el dolor, mantenerse en actividad física y no levantar peso. 

La aplicación de frío o calor sobre la espalda baja resulta también efectiva para mejorar los síntomas.  

El problema de los fármacos es que solo va a buscar un alivio temporal de la lumbalgia. De ninguna forma va a buscar la causa real del problema.

Acudir a un especialista en dolencias como la lumbalgia es imprescindible para que la mejora sea permanente. 

En Salud Quiropráctica nos enfocamos no solo en el alivio temporal sino en evitar que vuelvas a sufrir de estos dolores. ¿Cómo lo hacemos? Buscando la verdadera causa del problema durante el reconocimiento Quiropráctico. Te daremos el mejor tratamiento personalizado para corregir y solucionar tus lumbalgias crónicas o agudas. El doctor quiropráctico va corrigiendo los desplazamientos vertebrales que están originando el dolor. 

Factores de riesgo

Descuidar las normas de higiene postural incrementa las posibilidades a sufrir de algún lumbago, ya que una de las principales causas de esta patología es el corrimiento vertebral que en ocasiones es causado por una mala postura.

Las caídas, movimientos bruscos y levantar objetos muy pesados pueden influir en la lumbalgia. Pero, aunque hay que tener cuidado con las actividades que realizamos esto no quiere decir que evitaremos llevar una vida activa, pues el sedentarismo es otro factor de riesgo. 

Complicaciones

Aunque los lumbagos son una patología sin causa específica que llega y puede sanar por sí sola, en algunos casos pueden haber complicaciones serias e incluso requerir de cirugía cuando la causa es una hernia discal, escoliosis y otras enfermedades similares.

Otros datos

Frecuencia de aparición

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el 80% de la población experimentará por lo menos una vez en su vida un dolor lumbar, pero en el 85% de los casos este mejorará en poco tiempo. Además, en el caso de jóvenes menores de 16 años, las probabilidades de sufrirlo alcanzan el 70%. 

Pronóstico

La mayoría de los casos de lumbalgia son esporádicos y luego de un buen tratamiento sanan e incluso desaparecen. Sin embargo, existen algunos pacientes (un 15%) a los que se les diagnosticó lumbalgia crónica y los dolores son más difíciles de sanar. 

Importancia del ejercicio

Es fundamental que los pacientes mantengan una buena rutina de ejercicios y evitar una vida sedentaria, ya que muchos estudios han revelado que el reposo en cama retrasa la recuperación del paciente. 

Es por eso que mantenerse activo es lo mejor. Pero teniendo en cuenta los hábitos de higiene postural, de esa forma se evitarán poner en la columna peso innecesario.

Lo más recomendable para tratar la lumbalgia es que el paciente descubra la causa de su patología con ayuda de algún especialista experimentado, de esa forma se podrá tratar el problema desde la raíz y mejorar exponencialmente su calidad de vida..

En nuestras sedes de Valencia, Torrent y Alzira encontrarás los mejores especialistas de experiencia que han tratado a miles de pacientes y que le han proporcionado una mejoría e incluso la solución a su patología.

Investigación y vanguardia

En la actualidad, existen pruebas y evidencias científicas sobre la eficacia y rentabilidad del tratamiento quiropráctico.

Experiencia contrastada

Contamos con una dilatada experiencia en el tratamiento de patologías quiroprácticas fruto del trabajo diario de nuestros profesionales.

Tratamientos con éxito

Nuestros tratamientos están enfocados hacia la mejora del paciente desde la primera sesión, consiguiendo así un alto grado de satisfacción.

Pide tu cita o consúltanos